[ Director: Mário Frota [ Coordenador Editorial: José Carlos Fernandes Pereira [ Fundado em 30-11-1999 [ Edição III [ Ano X

sexta-feira, 17 de março de 2017

Portugal declara la guerra a las grasas y limita el azúcar



17.MAR.2017
 
crónicas internacionales

El Gobierno grava los refrescos e impone un menú vegano en los comedores públicos

No es que los adultos portugueses sean especialmente gordos; están algo por encima de la media europea (16,6% frente al 15,9%), viven como pocos y comen pescado como ninguno, pero el Gobierno y el Parlamento del país han convertido a 2017 en el año de la guerra al azúcar, sea subiendo impuestos, sea eliminando tentaciones de la vista de los glotones.

Si acostumbra tomar café habrá notado que los sobres del azúcar en Portugal parecen más livianos que en ninguna otra parte, y que a veces necesita doblar la dosis. La culpa no es suya ni del café, sino de la reducción del contenido de los sobres de 8 a 5 gramos de azúcar.

A esta medida sutil le siguió a inicio de año la fat-tax, un impuesto sobre los refrescos que superan cierto nivel de edulcorantes. El principal fabricante se enfadó, amenazó con no abrir fábricas, pero el impuesto se ha ejecutado, como en muchos otros países.

A final de este mes, todos los hospitales y centros de salud del país deben haber retirado los expendedores automáticos de comida con elevados niveles de sal, azúcar, grasas trans y bebidas con alcóhol. Las aguas deberán colocarse en lugares más visibles y no en el rincón más bajo y oculto de la máquina.
(...)

Sem comentários: