[ Director: Mário Frota [ Coordenador Editorial: José Carlos Fernandes Pereira [ Fundado em 30-11-1999 [ Edição III [ Ano X

quinta-feira, 1 de junho de 2017

“A los charlatanes que hablan de envejecimiento se les hace mucho caso”


Materia
                                                                    III

Barcelona - 1.JUN.2017 
 
Manuel Serrano I Biólogo Molecular 

El investigador madrileño busca un fármaco que permita que los órganos se curen a sí mismos tras sufrir daño por enfermedades

Manuel Serrano, durante la entrevista.
EL PAÍS
Manuel Serrano, durante la entrevista.
Manuel Serrano (Madrid, 1964) llevaba muchos años investigando el cáncer y el papel de los llamados genes supresores tumorales, que frenan esta enfermedad. Cuando aún era un estudiante postdoctoral en el Laboratorio Cold Spring Harbor de EE UU, participó en el descubrimiento de P16, uno de los genes de este tipo más importantes. Con el tiempo se fue aceptando que su nombre no les hacía justicia, pues no solo suprimen el cáncer, sino también todo tipo de daño en nuestras células que son el origen de muchas otras dolencias. Un descubrimiento clave de Serrano, publicado el año pasado, fue mostrar que daño y regeneración van unidos. Cuando se hiere un tejido, los genes mencionados inician el proceso para eliminar las células afectadas, pero también envían señales a otras sanas para que se reprogramen y regeneren el órgano dañado. “Es una idea nueva e importante, la consecuencia es evitar enfermedades y favorecer la reparación de tejidos”, explica Serrano.

El investigador ha realizado sus trabajos más importantes sobre envejecimiento y cáncer en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Allí contribuyó a crear ratones que viven un 40% más sin enfermedades. También reprogramó las células de ratones para que volvieran a ser células madre, capaces de regenerar cualquier tipo de tejido. Este y otros trabajos trabajos están muy lejos de poder reproducirse en personas aún, pero auguran una nueva estrategia para tratar muchas enfermedades combatiendo su característica compartida, el envejecimiento.

 
El investigador ha decidido abandonar su puesto de jefe del Grupo de Supresión Tumoral en el CNIO, donde ha trabajado los últimos 13 años, y lanzarse a una investigación más amplia. Desde principios de mayo su grupo casi al completo se ha trasladado al Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona. En esta entrevista explica cómo piensa aplicar sus descubrimientos más recientes a la búsqueda de nuevos fármacos contra la diabetes y la fibrosis pulmonar, aunque el principio subyacente podría ser válido también para muchas otras dolencias.

Pregunta. Últimamente hay conferenciantes que pregonan que en pocas décadas la muerte será opcional y empresas que congelan muertos con la esperanza de poder resucitarlos en un futuro ¿Hay muchos charlatanes en el campo del envejecimiento?

(...)

Sem comentários: