[ Director: Mário Frota [ Coordenador Editorial: José Carlos Fernandes Pereira [ Fundado em 30-11-1999 [ Edição III [ Ano X

terça-feira, 13 de junho de 2017

Cáncer de piel: el 80% del daño solar se produce antes de los 18 años


Se estima que una gran cantidad de los casos de melanoma podría reducirse con hábitos de fotoprotección desde la infancia

Dos niños juegan en la orilla del mar.
Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Pìel
¡Cómo nos gusta estar morenos! Sin embargo, no debemos olvidar que el bronceado es una reacción de la piel ante una agresión externa y que la mayor parte de casos de cáncer de piel se deben a hábitos de exposición inadecuados durante la infancia y la juventud. Nuestra piel cambia de color cuando recibimos radiación solar, ya que un grupo de células de la piel, los melanocitos, producen más melanina para protegernos. O sea, el bronceado es un mecanismo de defensa. En el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, recordamos a los padres que la piel tiene memoria y que todos los hábitos de protección solar que tengan los niños y jóvenes ahora se reflejarán en su vida adulta.

El papel del sol en los niños

Pero no vamos a demonizar al sol ni quitarlo de nuestra existencia. Tampoco a privar a nuestros hijos de jugar al aire libre, la piscina, el campo o la playa. “El sol es necesario para la vida ya que se requiere para la síntesis de vitamina D, produce efectos beneficiosos en la esfera psicológica y tiene cierto poder antiinflamatorio”, nos explica la doctora Ana Martín, jefa de Servicio de Dermatología del Hospital Son Espases, de Palma de Mallorca, y coordinadora del Grupo de Dermatología Pediátrica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Pero tiene su lado B. Una quemadura, “además de las alteraciones perceptibles, produce anomalías invisibles en las células, que son acumulativas y que inducen la aparición de pecas, arrugas y cáncer cutáneo, duplicando así el riesgo de melanoma en el adulto. Especial atención han de tener los niños de piel clara y los pelirrojos que se queman más fácilmente”, aclara la dermatóloga.

La piel tiene memoria

La radiación ultravioleta es la principal responsable del cáncer de piel. Cada año, en España, se cuentan 4.000 nuevos casos de melanoma, el tipo de cáncer de piel más trascendente y de mayor mortalidad, y sobre todo, el de más rápido aumento. La buena noticia es que es uno de los que mejor tratamiento tiene, si se diagnostica a tiempo; se cura en el 95% de los casos. El problema es cuando no se detecta a tiempo, lo que no siempre es fácil ya que no se percibe hasta pasados 20 o 30 años de la exposición al sol. Esto significa que casi todos los casos que vemos hoy, provienen de malos hábitos en los niños y jóvenes de hace más de dos décadas. En otras palabras, tal y como concluye el estudio Comportamientos de protección solar y percepción de riesgo de cáncer de piel en la población española, elaborado por el Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) “la mayor parte de casos de cáncer de piel se debe a hábitos de exposición inadecuados durante la infancia y juventud”. Si a eso añadimos que el 80% del daño solar se produce antes de los 18 años, no hay ninguna duda de que la educación y la protección de la piel durante la infancia y adolescencia resultan indispensables para evitar casos en el futuro.

Junio, mes del melanoma

Justamente en esa misma línea, este mes de junio los dermatólogos españoles participan, como lo vienen haciendo desde hace 17 años, en la campaña de prevención Euromelanoma 2017, una iniciativa a la que se suman 34 países y que “se ha convertido en una plataforma científica de promoción, información y divulgación de estilos de vida saludable y formación para la prevención de todos los tipos de cáncer de piel, no solo del melanoma”, señala el doctor Agustín Buendía Eisman, profesor titular de Dermatología de la Universidad de Granada y coordinador Nacional del Euromelanoma. Una de las acciones de esta campaña, cuyo lema este año es “Solo tienes una piel. Protégela del daño solar”, es la revisión gratuita de la piel, en busca de lesiones sospechosas.

¿Estamos realmente concienciados?

(...)

Sem comentários: