[ Director: Mário Frota [ Coordenador Editorial: José Carlos Fernandes Pereira [ Fundado em 30-11-1999 [ Edição III [ Ano X

segunda-feira, 20 de novembro de 2017

El comercio electrónico acelera hacia su verdadero potencial



Economía


por: Fernando Pérez
 MADRID -


España subió tarde al carro del ecommerce, pero las ventas online suman ya un lustro de crecimiento a dos dígitos impulsadas por la irrupción de nuevos actores nativos y la mejora de los procesos técnicos y logísticos



La velocidad de reacción tras el disparo no fue precisamente un prodigio de reflejos, pero el comercio electrónico en España ha comenzado a esprintar y cada vez se aproxima más al rebufo de los líderes europeos. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el volumen del negocio online crece a doble digito desde hace un lustro. Las transacciones de productos y servicios por internet sumaron en 2016 una facturación de 24.185 millones de euros, un 20,8% más que en 2015. Y lejos de perder impulso, el fenómeno sigue cogiendo carrerilla: en el último trimestre del año pasado la subida interanual fue del 25,4%, y alcanzó un 24,8% hasta marzo de este año. Agencias de viajes (13,2% de la facturación total), transporte aéreo (11,2%) y prendas de vestir (6,2%) fueron los sectores con mayor actividad.
La efervescencia del Black Friday, que oficialmente se desarrolla el próximo fin de semana, pero que ya lleva días inundando las redes con todo tipo de ofertas, es solo otra prueba más de que el cambio cultural del consumidor, y en paralelo la forzosa adaptación de las empresas, no tiene vuelta de hoja. El despegue de la alimentación (que apenas supera el 1% del total de las ventas según el Ministerio de Agricultura) y de la compra diaria en general es la gran asignatura pendiente, pero es una batalla que ya se está animando con la irrupción de los gigantes digitales. Movimientos que ya se traducen en cifras. Según Competencia, por volumen de negocio, la categoría «hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación» facturó 150 millones en el primer trimestre de 2017, frente a los 112,8 registrados en el mismo periodo de 2016 (un incremento de un 33% interanual). Por primera vez, este epígrafe ha entrado en el «top ten» de las diez ramas de mayor actividad de compra online. 
Y es que el comercio electrónico empieza a desarrollar su verdadero potencial y avanza a grandes zancadas hacia la consolidación, pero aún hay un amplio margen de mejora. Según los datos de Ecommerce Europe, España se sitúa ya en la cuarta posición del ranking de ventas online en el Viejo Continente, pero todavía está lejos de un podio que dominan Reino Unido, Alemania y Francia, con más del 60% de la ventas. Otro reciente estudio, la segunda edición «eShopper Barometer», realizado por Seur y dpdgroup, sirve para calibrar un poco más el lugar que España ocupa en el contexto europeo en lo referente a la compra de bienes físicos (sin servicios). Según este informe, las compras online en nuestro país suponen un 10,9% del valor de las compras totales, algo por debajo de la media europea (11,3%). La proporción de usuarios españoles que compran regularmente bienes online ha caído desde el 54% de 2016 a un 50%, cuatro puntos por debajo de la media europea. Pero el estudio también refleja que los nuevos hábitos arraigan: el número de «grandes compradores» crece, y ya realizan una media de 27 compras al año. 
______________________________________________________________
«En España, al contrario que en otros países europeos, no existía una tradición de compra por catálogo que ha contribuido a la rápida adopción de las compras online» 
______________________________________________________________ 
El fenómeno esta aún muy lejos de divisar sus límites. «El margen de crecimiento aún no ha tocado techo en nuestro país. Esto es debido a diversos motivos. Por un lado, a razones culturales y de comportamiento histórico de las compras. En España, al contrario que en otros países europeos, no existía una tradición de compra por catálogo que ha contribuido a la rápida adopción de las compras online en otros países en los que los consumidores estaban ya más acostumbrados a estos modelos», explica David Sastre, director de clientes de Seur. «El consumidor español tiene una cultura de compra física mayor que en países vecinos motivada en parte por el clima más suave que invita a salir de compras. Por otro lado, la entrada de grandes retailers online y la popularización de tiendas online de retailers tradicionales ha sido posterior respecto a países como Reino Unido o Alemania», añade.

Un cambio que no es sencillo

(...)

Sem comentários: